Buscamos los mejores toldos para nuestro restaurante

Teníamos un buen toldo en el restaurante que realmente protegía al usuario de la lluvia y del sol. Sin embargo, también es cierto que tenía mucho tiempo y que, por esta razón, en un momento dado se rasgó llegando a un momento en el que ya no iba a funcionar más para lo que había sido diseñado. Fue en ese momento cuando nos lanzámos a la búsqueda de un toldo perfecto, que se ajustara a lo que habíamos estado buscando. En la página de qualitoiles encontramos muy buenas propuestas, pero todavía teníamos dudas sobre que tipo de toldo nos convenía más. Hablamos con los responsables y nos dieron muy buenas respuestas. A continuación, te vamos a indicar todo lo que nos dijeron.

Los mejores tipos de toldos para restaurantes

Enrollables: Los toldos enrollables disponen de unos soportes que han sido diseñados en material de aluminio, los cuáles se pueden anclar tanto a las paredes, como a cualquier otro tipo de espacio. Se pueden colocar en varias posiciones para evitar que el sol se pueda colar en cualquier apertura. La estructura de la tela se puede elgir en muchos colores, por lo que seguro que podemos elegir aquel que se ajuste a la imagen de marca del negocio.

De brazo invisible: Es la opción perfecta para cubrir todo el entorno sin que se pierdan las vistas que ofrecen en el entorno. Una de las claves es que incluye un cajón aluminio dándonos la posibilidad de convertir el toldo en un cofre oen un semicofre.

De punto recto: Y terminamos con este modelo que puede abarcar longitudes de hasta 170º y se puede inclinar en base a las necesidades del usuario. Sus brazos tienen unos muelles en su interior, que les ayuda a no aguantar tanta presión en los días de viento, lo que incentiva la resistencia al paso del tiempo.

Después de mucho pensar, nos quedamos con la opción intermedia.